Visita de una dama en esta noche – por DANIEL HUERGA

—He venido a buscarte. Si no quieres venir, no hace falta que te escondas. No te voy a llevar a la fuerza.

—¿Puedo acaso decidir?

—Por supuesto. Todos deciden. Nadie se viene conmigo si no es su deseo. A nadie me llevo. Todos me acompañan.

—No es eso lo que parece.

—Porque es una decisión que nadie comparte. Es un diálogo entre cada ser y yo. Es un sí que solo yo escucho. ¿Acaso tú no estás decidiendo?

—¿Lo estoy?

—Lo estás. He venido porque me has llamado. Llevas meses llamándome. Tratando de poner tu alma en paz y de dejar tus asuntos resueltos. Cada vez que has sentido mi presencia es porque la estabas reclamando. No porque yo te estuviera rondando. Y ahora que me tienes delante me estás diciendo sin decirlo que aún no estás preparado. Que te dé más tiempo. Yo no tengo que darte nada. El tiempo es tuyo.

—¿Me pasa eso siempre con las damas? ¿Que en el último instante reculo?— Y le hago un guiño a La Muerte. No puedo evitarlo. Es mujer.

—No coquetees conmigo. No sea que me enamore de ti, y haga una excepción y te lleve por la fuerza.

No puedo ver su cara. La cubre un manto oscuro. Pero juraría que está sonriendo. Canta el gallo. Y la llama de la hoguera baila en la chimenea.

Es Noche de Difuntos que ya quiere amanecer. ¿Y tú? ¿Eres un fantasma o tengo que rezarte?

daniel la parca

Daniel Huerga

Daniel Huerga Ha publicado 20 entradas.

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *