La cosa va con Él – por GUILLERMO URBIZU #poema

¿Lo sabemos? ¿Sabemos de qué va
esto de la Navidad?
Aparte del jolgorio y del consumo,
de las vacaciones
y de las luces que cuelgan como ángeles heridos.
¿Lo sabemos de verdad?
¿Sabemos algo más aparte de la lotería?

¡Feliz Navidad, querida! Feliz, feliz.
Oye, y que abrigo tan ideal, y la maravilla
de ese collar de Swarovski
que resplandece en tu pecho.
¡Qué derroche de “felicidad” por los escaparates,
junto con el espumillón y la tristeza!

Todo el mundo feliz.
¿Felices?
¿Se sabe el motivo y si es cierto?
Los pobres siguen pidiendo por las aceras
y durmiendo a la intemperie.
Y la Navidad tiene una entraña de ruido
y de vacío que escama al alma.

Habrá que hacer averiguaciones.
¿Qué diantres será eso
de la Navidad que tanto se publicita?
No, no me fío
de todo este resplandor que ciega.
Demasiadas menudencias.
Puede que entre todos hayamos dejado a Dios
en un aparte
de ecos y fruslerías.

La cosa va con Él, con Dios.
Es el cumpleaños de Dios Hijo.
(Sí, ese que vino
para llevarse todas las injurias.)

Vale, bien, Navidad.
¿Y quién invita a Dios a su casa?
Un poco de amor y se conforma.
Un simple detalle -lo que sea-,
y eres un hombre nuevo.
Pero hay demasiado ruido en el mundo,
ahí dentro.
No se oye bien la Navidad,
que es cuando la alegría va más en serio.

Decidme: ¿sigue siendo cristiana la Navidad,
o es el epicentro del viento?
¿Dónde va toda la gente, tan corriendo?
¿Qué es la Navidad hermanos, qué significa?

Hay quien no se lo cree,
pero en ese Niño nos va la Vida.

 

Fotografía de Elena Silvela

Guillermo Urbizu

Guillermo Urbizu Ha publicado 32 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *