Katharine Hepburn y las letrinas del África austral

“Los intestinos no son exactamente un tema de conversación muy distinguido, pero desde luego son un problema común, y sé que todos nos preguntábamos cómo funcionaríamos al respecto. Piensen en mí de nuevo como la hija de un urólogo, por favor. Como quizá recuerden, yo me había provisto de un recipiente en el caso de tener algún problema. Este recipiente era en realidad una especie de olla de aluminio. ¿O era algo parecido? Bueno, digamos que era una olla de aluminio. Vi los dos retretes, exactamente iguales, que habían dispuesto para los Bogies [Humphrey Bogart y Lauren Bacall] y para mí y se me encogió el corazón. Yo esperaba llegar a intimar con ellos, pero sentarnos allí juntos, puerta con puerta, por la mañana temprano me pareció que era algo más lejos de lo requería interpretar juntos una película. La cuestión era saber cuándo iría al retrete. Sólo puedo decir que después de unas cuantas visitas al mismo, ante mi horror, oía cómo se abría la puerta de palmas del suyo (no puedes oír a nadie que se acerque por un camino terrizo). Yo daba entonces un salto y salía. Aquello no podía ser. Tenía que ser práctica, así que preferí la intimidad de mi recipiente. Yo era lo bastante mayor como para haber tenido en mi infancia alguna experiencia de este tipo en el campo y sabía cómo recubrir el recipiente con papel de periódico. Todo muy limpio y cuidado… Luego, cuando veía que no había moros en la costa, iba a ducharme de una manera ostensible, ayudándome con muchas toallas de baño a cubrir la olla, vaciaba su contenido con rapidez y luego me metía en la ducha. Era una solución excelente al problema. Puede que les dé asco que haya hablado de este tema, ¿pero quién sabe? La vida presenta problemas que resultan básicos para todos y ante los cuales sentimos una natural reticencia. Algún día puede que encuentren mi información muy útil. Hacer nuestras necesidades en privado es estupendo. Hacerlas en un retrete público como aquel, una agonía.”

Katharine Hepburn, de El rodaje de “La Reina de África” o cómo fui a África con Bogart, Bacall y Huston y casi pierdo la razón

19642750.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 921 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.