Juaninas – por FRANCISCO NAVARRO

«Juaninas» era un buhonero que recorría las calles del pueblo con un carro y un borrico dando voces, se llamaba Celedonio Corral. Era nuestro chamarilero autóctono. También los domingos, en la calle de la Feria, ponía una especie de casino ambulante en el que el premio eran caramelos, el complejo de ocio se llamaba «Las Taratas», constaba de un carrillo pintado de verde que tenía una ruleta y una mesa de dados con números caligrafiados. Al tío Corral le instalaron una dentadura postiza una talla mayor y le chancleaba como cuando te pones unos zapatos grandes, distorsionándole la fonación. De cuando en cuando se engrasaba los piños con vino crudo.

Se me ha olvidado decir que mi pariente el escritor sabía que Fernán Caballero era el trasunto de Cecilia Böhl de Faber y lo dejaba caer en cualquier conversación, sobre todo cuando formaba parte de la parla algún conocimiento reciente. También he de decir, ya que no hay peor mentira que una verdad a medias, que no disfrutaba en absoluto emasculando gorrinos, no sea que se pueda confundir con algún personaje de mazurca (para dos muertos). Fue feliz cuando se pasó de la brutal y sangrienta técnica de la navaja capadora a la más moderna e higiénica de la goma elástica.

borricos

Francisco Navarro

Francisco Navarro Ha publicado 98 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *