«Impopaciencia», por Elena Silvela – ALAMBIQUE DE PALABRAS

Se aplica al sentimiento que aparece en forma de eclosión cuando se descubre una afinidad fuera de lo común con otra persona que engloba atracción, admiración y un bienestar infinito difícilmente explicable; recubierto todo ello con una suave y persistente capa de impotencia por la manifiesta inalcanzabilidad del objetivo. Surge todo a la vez, con enorme claridad, una revelación casi visionaria de un futuro imposible. Una conmoción a muchos niveles. Aparece abruptamente, sin aviso previo, a destiempo. El sujeto se ve envuelto en una sensación de incómoda realidad –¿cómo me puede estar pasando?– en la que no tenía planeado estar ni en cien mil años de vida.

Se caracteriza la impopaciencia por su larga duración y la incapacidad de identificar defectos, inconvenientes o algún otro rasgo negativo que ayude a estabilizar la percepción. Se intenta tratar como un amor platónico pero es inútil, el sentimiento es auténtico, veraz y carnal; los hechos y sensaciones son palpables y resuena en quien lo padece un lejano dolor que se adhiere a la vida cotidiana, nublando el resto de emociones. Puede reconocerse bien por su impacto, por el sobresalto y por el reflejo físico de malestar que provoca. Ocurre muy pocas veces en la vida y por ello se identifica de inmediato; requiere enormes dosis de paciencia a lo largo del período de incubación y enfermedad. Para una óptima supervivencia es imprescindible recordar que la vida fluye, cambia, se modifica a sí misma.

alambique de palabras

Elena Silvela

Elena Silvela Ha publicado 348 entradas.

3 comments

  1. Gracias, Fernando. Estos dos párrafos han sido complicados. Dar con las palabras precisas, que se ajusten a lo que quiero decir, ha sido un puzzle difícil. Y aún así, mucha gente no ha interpretado lo que yo quería mostrar. Un abrazo

    1. Aunque a veces resulte difícil expresar sentimientos, no es ese tu caso. Mas fácil y bonito, no se puede contar. Además utilizas palabras nuevas que aunque no existan para la RAE (impopaciencia) por haber otra aplicable, siempre resulta enriquecedor y original para el lector.
      Tengo un poema que se llama «Bocalao» palabra que me encanta y que se inventó mi hija cuando tenía unos 2 años; con esa palabra quería expresar a su manera la posición en la que se tenía que poner para dormir en la cuna; como la decíamos que se pusiera boca abajo y a la vez la cabeza de lado, pues decía que dormía «bocalao» Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.