Imagen de un paisaje – por JOSE LUIS RECIO

Cuando por fin la Naturaleza
nos muestre su pobreza.
Cuando ya no quede en el paisaje
sino aisladas lagunas
de lo que fue todo su caudal verde,
sus aguas cristalinas, sus alturas prístinas.
Cuando los mares pierdan su riqueza,
el cielo su tibieza,
y los bosques ya ni siquiera existan.
Cuando las rosas crezcan todas híbridas,
y muera entre las flores la amapola,
y se achique en el campo la flora.
Cuando el cóndor no sea ya ni memoria,
y las aves no remonten las cimas;
cuando el cemento invada
los montes y laderas,
y los humanos presientan la angustia…

Entonces,

nos miraremos con ojos de espanto,
y en nuestras frentes inscrito leeremos:
“Paisaje de la Civilización,
signo de soberbia, orgullo y culpa”.
Y -¿tarde ya?- desearemos plantar
un árbol y una flor
entre el blando del asfalto y la cal.

 

José L. Recio

José L. Recio Ha publicado 40 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *