Idus de marzo – por PABLO RODRÍGUEZ CANFRANC #soneto

– “He soñado que la sangre manaba
de tu estatua y que todos los romanos
se bañaban en ella alzando las manos;
oh César, yo tranquila me quedaba

si evitas por prudencia el ir al Foro.
Solamente hoy” – “Calpurnia, no hables más:
los cobardes mueren una vez tras
otra, pero el hombre de alma de toro

no se enfrenta al final sino una sola.
Nunca puedo dejar de sorprenderme
del corazón al que el terror asola,

pues si ante la muerte siempre está inerme,
¿por qué sufrir ante lo inevitable?”
Un rato después para siempre duerme.

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 907 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *