Hermandad Prerrafaelita – por PABLO RODRÍGUEZ CANFRANC

No puedo sentirme ajeno
a esa manía de aquellos
viejos prerrafaelitas
de renegar de su tiempo
y volver la vista atrás.

Vivieron una era gris
cuando el hollín y el acero
acabaron para siempre
con la calmada armonía
de la tradición inglesa.

Así, poblaron sus óleos
de brillantes caballeros
huidos de mundos pasados,
improbables más allá
de la ficción novelesca.

Vistieron con la nostalgia
del sueño de amor cortés
a sus mujeres y amantes
esbozando con belleza
grave su íntimo sentir.

Rossetti y su Blanzifiore,
la Isolda de William Morris,
la dama de Shalott vista
por Waterhouse o la Ofelia
que imaginó Everett Millais.

Hombres a los que dolía
el soplo raudo y prosaico
del presente, que crearon
con coloridas paletas
sus refugios en el lienzo.

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 900 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *