Halloween, por RAFAEL DE LA TORRE – #relatos

Eran ambos invisibles, transparentes, uno y uno más entre miles, millones de seres vivos. Hasta que les ingresaron aquella mañana lluviosa juntos en urgencias. Él había sufrido un infarto mientras conducía y ella había sido atropellada. Por él.

“¿Quién me manda a mí conducir el día de mi boda?” repite sin que nadie ya le escuche. Ella no le guarda rencor, fue un accidente y – para qué engañarnos-  aquella mañana había pensado en suicidarse. Casi estaba agradecida y así se lo dice a diario para apaciguar su sentimiento  de culpa.

Los médicos nada pudieron hacer por ninguno de ellos. Les trasladaron juntos al tanatorio. A ella la enterraron con el único vestido decente que guardaba en casa, a él con su traje de novio.

En el bolsillo interior del chaleco, él había guardado una semana atrás un boleto de la primitiva. Nadie más supo que la combinación había resultado premiada, escuchó en la radio del coche los números mientras se dirigía a la iglesia y falleció poco más tarde.  Y la mató a ella, tal vez antes, tal vez después de morir.

Ahora ella y él son los dos difuntos más ricos del cementerio pero no se acostumbran a vivir allí. Hoy, halloween, han abandonado sus nichos para divertirse en la ciudad y, entre tantas calabazas, nadie acepta su dinero.

Vuelven a ser invisibles, aunque de otra manera.

cripta_embrujada

 

Rafael de la Torre

Rafael de la Torre Ha publicado 85 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *