Galeano – por FRANCISCO NAVARRO

Galeano apoyado sobre la plana superficie de la mesa de un bar, lee unas cuartillas con voz acompasada y acento oriental. El lugar, mirándolo mejor apenas llega a taberna, está alicatado hasta media pared con azulejos alguna vez blancos. La mesa es de madera, extrañamente limpia y pulida; de forma geométrica y perfecta. Galeano lee alargando los fonemas, como Manuel Alexandre, pero con voz más profunda y gesto adusto; no sonríe. Onetti lo observa desde la eterna cama, en Santa María. Bajo la lacada superficie del mueble la carcoma devora la madera pacientemente, como una metáfora de la vida: la aparente perfección exterior está minada por gusanos. O una parábola. O una celebración de Thomas Vinterberg.

mosaico_tartaglia

Francisco Navarro

Francisco Navarro Ha publicado 98 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *