Frida – por MARIBEL MONTERO

Con el atardecer mutilando su cuerpo
Frida Khalo se deshizo en colores
cuadro a cuadro, dolor a dolor
frágil la carne, libre la vena.

Cuarteada como estatua
cayó mil veces en un nido de serpientes inquilinas
y mil veces se alzó en revolución de yedras
en injertos que pernoctan.

Frida, la muerte torció tu vida bella
tu cuerpo fue dulce cebo
para los astros
oh, princesa de la fuga.

YEDRA

Maribel Montero

Maribel Montero Ha publicado 36 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *