Exposición Fotografía de CESAR NISTAL en Restaurante Zitty, por PILAR RUBIO #eventos

César Nistal,  fotógrafo creativo y vanguardista, escritor sutil y lector cascarrabias según definición de “Qué leer” http://queleer.com.ve/2013/12/04/que-tipo-de-lector-eres/ expone varias de sus imágenes estos días en el Restaurante Zitty, en Madrid – restaurantezitty.com

Se trata de algunas de sus fotografías más arriesgadas. Clasificadas por el autor en cuatro series con nombres latinos e intencionalidades tan abstractas como las imágenes que nos encontramos al enfrentarnos a esta exposición.

Subiendo una escalera, sobre un muro, encontramos tres encuadres de árboles desdibujados contra cielos grisáceos, a punto de llover o de nevar, casi sin vida propia. La serie Aviditas. Suelos que imaginas húmedos, viento, soledad. Las fotografías tienen la fría matización del blanco y negro. Los árboles borrosos, en palabras del autor “quieren ser otra cosa. Se mueven, se estiran, vibran con la esperanza de ser otra cosa en otro momento; aunque no van a poder, uno no puede dejar de ser lo que es, por mucho tiempo que pase”.

Seguimos explorando. En una pared, cercando una palmera de interior, está la serie Alter, intelectualidad en blanco y negro, dualidad interior. Fuerza y angustia. Nosotros, nuestra estética actual, nuestra expresividad. nuestro esqueleto. Nombrada así por el autor, porque “es el otro y esas tres fotos son las fotos que ha hecho mi otro yo,  mi alter ego, en otro espacio… o tiempo. De hecho las fotos son a modo de negativos digitales”.

La serie Fabula, nos sorprende en una pared, demasiado oscura para mi gusto -podían haberla iluminado un poco en el restaurante, porque pasa un poco desapercibida- por ser la primera serie en color. Nos transmite, en mi opinión, la serenidad de un fuego en la oscuridad, y “hace referencia a mitos del pasado”. Fueron bautizadas individualmente por su creador y sus nombres serían “arpia, chronos, pegasus, phoenix, chimaera, atlantida, hydra y draco”. Me hubiera gustado decir que elegiría Arpía, por aquello de la identificación, pero para mi sorpresa, mi preferida fue Hydra. Sin motivo aparente.

Por último, las dos fotografías de la serie Praeceps, en color también, un color aparentemente más amable, “forman parte de una serie sobre la caída, la precipitación, la decadencia tras la madurez, pero sin la connotación negativa que pueda tener cuando hablamos de las personas”. Como cascadas de puntos, de luces, precipitándose por un muro de azules, nos indican un camino que se corta en el encuadre, que nos intriga en gotas en la segunda obra, que no tiene final.

La exposición de fotografías de César Nistal es pues un recorrido complejo y exigente, estéticamente muy logrado, un atisbo de sus abstracciones interiores. Complicadillo él. Muy recomendable. Estará hasta el 25 de febrero.

Pueden consultarse las imágenes en detalle en la web de César Nistal: luxcultro.com

 

cesar nistal expo 2
Fotografía de Elena Silvela

 

Pilar Rubio

Pilar Rubio Ha publicado 58 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *