Esa, esa nobleza – por ELENA SILVELA #misescritos

No mira atrás.
No murmura.
Cae miles de veces.
Se levanta, una y otra vez.
Vive y sonríe.
Agradece con la mirada,
es mesurado al observar.
Tiene esa nobleza silenciosa,
de porte majestuoso.
Nunca juzga,
opina con humildad,
piensa en alto,
y es el amo de los momentos excelsos
en que un sabio solicita ayuda.
Una nobleza rotunda,
de apariencia humilde
y vestidura sencilla.
Una nobleza rotunda,
tan evidente como envidiada.

Y tú,
tú,
lo sabes,
vaya que lo sabes;
nunca, jamás, estarás a su altura.

 

Fotografía de Elena Silvela

Elena Silvela

Elena Silvela Ha publicado 320 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *