Epílogo – por ÁLVARO MÁRQUEZ

La nada muestra la ventana,
tan sólo el reflejo de un gesto
libre de cualquier movimiento.
Laxa queda la respiración.

Se tragó mi piel las ganas
de tan siquiera unos restos
de jirones de aquel cuento.
Sin luz del sol queda el salón.

Suenan de fondo las cuerdas
de un camino blanco y negro
hacia el limbo de los sueños.

Perdiste la mano izquierda
que sostuviera el reintegro
del derecho a ser pequeño.

 

Álvaro Márquez

Álvaro Márquez Ha publicado 47 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *