Ensayo de un día gris – por ELENA SILVELA #misescritos

Te dije que tenía miedo y en respuesta le restaste importancia. Tus ojos no me miraban, aunque me vieran, tus oídos escuchaban las noticias de televisión y no mi argumento. Pude haberme levantado del sofá y salir por la puerta sin que te inmutaras. Juro que lo intenté, pero mis piernas flaquearon, mi corazón se desbocó y, como siempre, triunfó el recato. No sé para qué quiero tanto recato, pierdo la vida cuidando de él.

Seguí sentada a tu lado, en un sofá sin personalidad. Sentada como se podría sentar el perro esperando eternamente un gesto de atención. Mi mutismo afianza tu poder, lo sé. Mi permiso es tu complacencia. Mi miedo a lo que tendré fuera de las cuatro paredes de nuestro hogar, tu fuerza. Me pregunto una y otra vez si algún día seré capaz de ser yo, pues he sido la sombra de ti tanto tiempo que no me reconozco, he olvidado mi esencia.

 

Nebbia Gallery

Elena Silvela

Elena Silvela Ha publicado 320 entradas.

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *