En las playas nubladas, por DANIEL HUERGA #escritos

En las playas nubladas, cuando baja la marea, quedan al aire rocas tapizadas de mejillones entre los que corren a esconderse los cangrejos cuando te sienten pasar.

En las playas nubladas, la costa es un bosque frondoso de pinos y eucaliptos que crecen sobre un tupido mando verde.

En las playas nubladas, la arena húmeda de la bajamar es un extenso campo por donde apetece correr y caminar descalzo.

En las playas nubladas las gaviotas son descaradas y se pasean entre las pocas toallas en busca de restos de comida que no encuentran.

En las playas nubladas, hay pequeños riachuelos de agua dulce que buscan la salida al mar bajo túneles de roca, desbrozando senderos sobre la arena.

En las playas nubladas, las olas te llaman como sirenas para que saltes con ellas, pero el agua está muy fría y no te ayuda a dejarte seducir por su canción.

Me gustan las playas nubladas porque no hace calor.

 

daniel huerga playas nubladas

Daniel Huerga

Daniel Huerga Ha publicado 20 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *