El último traje – por FERNANDO REVIRIEGO #cine #críticadecine

De Pablo Solarz, Argentina, 2017

Un viaje, una huida.. un “boleto” de vuelta (quien sabe hasta cuando) tras un éxodo de setenta años.

Abraham (Miguel Angel Solá, como siempre estupendo), un hombre malhumorado, malencarado, más que desagradable y enfrentado con el mundo y quienes habitan en él, -también consigo mismo-, emprende un insólito viaje y fuga desde el Buenos Aires al que marchó las la Segunda Guerra Mundial (los datos los iremos conociendo a cuenta gotas según vayan apareciendo intermitentes en su cabeza) a la Polonia (palabra que no puede nombrar, como tampoco Alemania, tierra que no querrá pisar) en la que sufrió los campos de concentración y exterminio. No se dice pero quizá en Auschwitz-Birkenau donde se asesinó a más de un millón de personas, o en Treblinka donde lo fueron casi un millón, o en Belzec, medio millón.., o en Chelmno, casi doscientos mil…

Su historia, mientras avanza y se acerca a su objetivo (volver a ver a un amigo que le salvó la vida tras escapar, cadáver andante, de aquel lugar de horror y muerte) nos acerca a un personaje cuya carcasa ahuyenta a todos, hijas, nietos, vecinos…. y a todo aquel que intenta aproximarse.
Y, en su viaje, nuevamente en tren, aunque de otra clase, volverá a ver a su padre asesinado de un tiro en la cabeza ante sus ojos (“no es que me lo contaran.. es que yo lo vi..”), a su tío asesinado de un tiro en la cabeza ante sus ojos (“no es que me lo contaran.. es que yo lo vi..”), a su hermana pequeña, a la que adoraba, asesinada por un mes…. por no tener once años… (menores de esa edad todos los niños eran cargas.., ya que por encima se podía contribuir a la mayor gloria del Reich..)

Un viaje con paradas en Madrid, Paris… pasando por Alemania…

Una historia aderezada de personajes y situaciones a veces poco verosímiles.. (como la alemana del tren y la estación o la enfermera), aunque .. ¿por qué no?. ¿No decía Camus que hay que personas que ayudan a vivir?

Interesante película, angustiosa por momentos, en donde uno quiere acercarse, pese al rechazo que genera su actitud, al personaje.
En todo caso, una película muy probablemente de escasa permanencia en cartelera salvo que algún premio la termine rescatando, como el viaje al protagonista.
 

Fernando Reviriego

Fernando Reviriego Ha publicado 27 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *