El último grito – por ELENA SILVELA #misescritos

Era un grito
largo tiempo enquistado
en una recóndita entraña de su alma.
Era casi inhumano,
no era visceral,
pero no reverberaba, ni siquiera,
en las cuerdas vocales.

Salió sin pedir permiso,
repentino y gris.
No pareció liberador,
en un primer momento,
pero las palabras que surgieron después,
mordaces, agrias y atinadas,
como si hubiera despertado de un sueño eterno
y la claridad certera de la repentina luz,
exacta, fiera y real como la vida misma
arrojara verdad en estado puro;
esas palabras, sí,
fueron lo más genuino
que jamás pronunció.

La sorpresa. Óleo sobre tabla de Salvador Martínez-Cubells

Elena Silvela

Elena Silvela Ha publicado 310 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *