El sueño de la pintura – por ALEJANDRA MEZA

Los psicólogos aconsejaron a la madre de Renato: habría de hacer a un lado sus temores y sacarlo a la calle más seguido, pues ese peregrinar entre la casa entre la casa y el consultorio agravaría la soledad del niño y terminaría por hacerle más daño. La mujer decidió ─a regañadientes─, llevarlo a visitar un museo. Frente a una pintura de estilo modernista, Renato la inquirió.

─ Mamá, ¿por qué no tiene brazos ese señor?
─ ¡Qué sé yo! Es arte abstracto…
─ ¿Cómo hace para comer, para jugar o escribir? ─insistió el menor.
─ No lo sé.

Esa noche, Renato soñó que se liberaba de la mano de su madre por unos segundos y que, con el crayón que celaba en su bolsillo, le dibujaba dos brazos al hombre modernista. «Ahora podrás abrazar a todos los que vengan a visitarte», le decía. Soñó además, que un guardia reprendía a su madre y que ella nunca más le permitió salir; soñó que soñaba… todo era tan abstracto.

 

Alejandra Meza

Alejandra Meza Ha publicado 75 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *