El silencio, por LOLA SÁNCHEZ LÁZARO – #relatos

Inmóvil, como si estuviera embalsamada, contuvo la respiración. Escuchó los pasos sobre la tarima que crujía; primero rápidos, después lentos, muy lentos. Aguzó el oído cuando dejó de oírlos. Nada. Solo el traqueteo del tren de medianoche que se colaba por la ventana entreabierta. Dio media vuelta en la cama, se acurrucó y dejó su mente vagar por paisajes de montes nevados, de árboles vestidos de blanco, de silencio. Ese silencio que no encontraba, ese silencio que tanto necesitaba, ese silencio que huía inmisericorde a sus plegarias. Rezó para congelar su pensamiento en aquellos montes. Cuando sus párpados caían por el peso, nuevas pisadas retumbaron en sus oídos. Se acercaban, como siempre, como todas las noches, robándole el sueño, malogrando su espejismo. La noche corría, pronto llegaría  la luz del día confundiendo sus pensamientos, envolviéndolos en una amalgama de voces, gritos, conversaciones, susurros y murmullos.

Los días, vestidos con el ruido de una gran ciudad, se sucedían a las noches, con esos pasos  inventados o el traqueteo de un tren inexistente,  en un ritmo vertiginoso; ecos y resonancias poblaban su cabeza, no hallaba  espacio para meditar; su cabeza bullía como una olla a punto de explotar. Su deseo de bajar de esa noria se convirtió en obsesivo, como obsesiva era su imaginación.

Hasta esa noche en la que desprendiéndose de todas sus ataduras, saltó de la cama en pos de aquellos pasos, abrió puertas y ventanas, buscó y rebuscó los ecos en su cabeza, los maldijo a gritos. Una noche de catarsis intentando encontrar su yo perdido.

Y exhausta, observó el amanecer a través de la ventana. Pegó su frente en el cristal, suspiró y escuchó.

Se habían marchado, su cabeza descansaba, encontró lo que buscaba desesperadamente, se topó de frente con la libertad.

lamp-639489_640

 

Lola Sánchez Lázaro

Lola Sánchez Lázaro Ha publicado 81 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *