El ruisseau de Nistos y la sabia naturaleza, por PEDRO PABLO MIRALLES – #escritos

La música viva y transparente del ruisseau de Nistos a su paso por las comunas de Lombrès y Générest en los Hautes-Pyrénées, sigue sonando en la soledad compartida del silencio armonioso.

La frondosa arboleda y vegetación salvaje, los modestos y sobrios puentes romanos que acompañan y permiten atravesar sin riesgos el ruisseau de Nistos, siguen reflejándose en sus aguas frías y cristalinas que abastecen con fuerza y hacen aún más grande al Garonne kilómetros abajo.

El ruisseau de Nistos riega con generosidad su imponente ribera, en sus entrañas habitan truchas arc-en-ciel de todos los tamaños que lo surcan con habilidad inusitada, a contracorriente y con alegría, entre piedras ancestrales de todas formas y tamaños pero redondas para dar más armonía a la música que todo lo invade.

El olor y sabor a verde y a agua, la humedad, los rayos de luz precisa y limpia que caen en vertical y en ángulos insospechados, se abren camino y todo lo iluminan de múltiples colores en el ruisseau de Nistos. Las tierras que le rodean, las gotitas diminutas que se respiran y tamizan el paisaje, el rocío, la bruine y el brouillard, todo lo empapan y acarician, dan vida, calman y contagian serenidad a las pocas personas que de vez en cuando por allí transitan.

Desde hace ya un cuarto de siglo llevo al ruisseau de Nistos aquí dentro, en la cabeza, en la realidad del recuerdo, en la mente y el pensamiento, me permite disfrutar y pasear por el camino de la vida, con las botas y la ropa empapadas del día a día que transcurre lentamente.

Así son el ruisseau de Nistos y la sabia naturaleza.

El ruisseau de Nistos y la sabia naturaleza
Dibujo de PEDRO PABLO MIRALLES

Pedro Pablo Miralles

Pedro Pablo Miralles Ha publicado 180 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *