El rencor… y la felicidad – por PEDRO PABLO MIRALLES

El rencor, el resentimiento, la ofensa, el odio, hablar mal de personas enjuiciándolas fácilmente por mal que nos hayan hecho y la venganza, por pequeñas que sean son sentimientos y conductas violentas que impiden ser libre a cualquiera que se precie, porque son destructoras con uno mismo y con el próximo, corroen. Cuanta más atención se les preste más daño hacen al alma que tanto cuidado y mimo requiere, más nos alejan de la felicidad, hay que aprender a dejarlas pasar por alto pues de lo contrario estamos dañando algo tan importante que forma parte esencial de la vida, la felicidad.

Jorge Luis Borges, tan genial y triste escritor, tenía un gran sentido del humor, pero no me gusta y me duele el contenido de su confesión en el poema titulado “El remordimiento” que comienza diciendo, “he cometido el peor de los pecados que un hombre puede cometer. No he sido feliz”. Buen ejemplo de humildad el de Borges, pero repaso su vida y no encuentro en ella rencor, resentimiento, regocijo en la ofensa, hablar mal de las personas enjuiciándolas fácilmente, ni venganza dignas de atención. Todo lo contrario, compruebo en su obra una sencillez, delicadeza y humanidad que más las quisiera yo en día de fiesta y eso es felicidad en estado puro.

 

El Hombre Feliz. Francisco de Goya y Lucientes

Pedro Pablo Miralles

Pedro Pablo Miralles Ha publicado 184 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *