El reencuentro, por LOLA SÁNCHEZ LÁZARO #EspañaenRetales

Se rompió la quietud, el bullicio inundó por unos días el monótono letargo; la visita de don Carlos y doña Leonor a su madre fue el porqué. Tapices, brocados y muebles engalanaron al palacio, las estancias disfrazaron su desnudez.

Tras doce años, el reencuentro. Los ánimos expectantes, la inquietud presente en algunos rostros. Dos niños pequeños grabados en la retina de Juana se presentaron como hombre y mujer. No hubo protocolo que la madre respetara, les acogió en un abrazo silencioso, los miró largamente,  su aislamiento desapareció.

-“Pero, ¿sois mis hijos?”- acertó a decir.

Sus hijos. Esos niños criados en Flandes, lejos de la caricia materna, llegaban al país que envolvía sus raíces. Besaron a su madre, por fin. Conocieron a su hermana Catalina, la pequeña cautiva. Celebraron un funeral como tributo a su padre, Felipe el Hermoso; pudieron al fin dibujar lo soñado. Y Juana, aquella mujer vapuleada, esbozó una media sonrisa, les pidió que descansaran y por unos días, siete días,  cobijó la esperanza.

Fue el señor de Chievrès, personaje principal de la comitiva de la corte flamenca, el encargado de mostrar a la reina la parte oculta de la reunión. Como si el tiempo se hubiera detenido y regresara años atrás, Juana dejó su francés emanar fluido. Él la convenció para dejar el gobierno por completo en manos de su hijo, que ya se titulaba rey. La aprobación de su madre era necesaria, no se ajustaba a derecho, ella era la legítima reina; él, su hijo. Doña Juana accedió, le entregaría el cargo, el apoyo estaba conseguido.

El 11 de noviembre de 1517, Carlos emprendía la marcha. En su mente, el reino. Un poco más allá, su hermana pequeña. Y al final del camino, en medio de un gran desierto, su madre.

 

españa retales 6 Doña Leonor. Joos Van Cleve. 1530
Doña Leonor. Joos Van Cleve. 1530

Lola Sánchez Lázaro

Lola Sánchez Lázaro Ha publicado 58 entradas.

4 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *