El porvenir de una ilusión – por PABLO RODRÍGUEZ CANFRANC

Ahora que yacemos en el páramo
– mirada al cielo, boca entreabierta-,
sin otro techo que la indiferencia
de las estrellas de brillo ausente,
ahora, digo, es momento de ver
en qué nos equivocamos, cuál fue
el horrible pecado cometido
que nos ha merecido la condena
que cumplimos, sin rebaja ni quita,
de carecer de futuro y de sueños.

¿Dónde quedaron los días de gloria
cuyos dorados ocasos triunfales
eran preludio de brillantes albas?
¿Dónde quedó la esperanza escondida
que ha despoblado nuestras retinas?
¿Acaso no fuera todo un delirio,
la visión febril de la mente enferma
que viste de coloridos paisajes
las lúgubres estancias del dolor,
antesalas del fin inexorable?

También las estatuas decapitadas,
mutiladas, ajadas, devoradas
por la vegetación agreste y espesa,
añoran limpios jardines de antaño,
el orden recurrente del pasado.
Pero ahora el futuro se abre fiero
como un profundo abismo de lo incierto
negando el porvenir de una ilusión
a estas tristes criaturas que ya somos.
Vivamos con fuerza el día presente.

DSC_1437

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 882 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *