El oro verde y el agua en Andalucía y España – por PEDRO PABLO MIRALLES

Nada tan bello como impresionante a todos los sentidos como los olivares de Jaén o Córdoba en Andalucía, siempre lo fueron y muchos son los poetas que han dedicado su tiempo a hablarnos de los olivos de esas tierras, cultivo tradicional de secano. Además, hoy el AOVE se ha convertido en el oro verde de España. No resulta fácil acceder a datos precisos y actualizados sobre el número de hectáreas dedicadas al olivar y el número de olivos que hay en España. Según la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de Andalucía, en el año 2015 había ya en esa Comunidad Autónoma 1.567.375 hectáreas de olivar, de las cuales 980.666 ha (62,6%) lo eran de secano y 586.707 ha (37,4%) de regadío que, lógicamente, es más productivo. De este sector agrícola viven más de 250.000 familias y en total existen 832 almazaras, 657 envasadoras, 42 orujeras, 13 refinerías, 182 entamadoras y 115 envasadoras de aceitunas.

El pasado año 2017 se produjeron en España 1.270.000 toneladas de aceite, el primer productor mundial. Pero, ¿cuantos olivos hay en Andalucía? Pienso que a ciencia cierta no lo sabe nadie, ni particulares ni autoridades. Pero si tenemos en cuenta que la Unión Europea tiene establecido un límite máximo de 140 árboles de olivo por ha, nos daría una cifra total de 219.432.500 olivos, cantidad que no parece compadecerse mucho con los datos que trabaja la UE al calcular que en toda España hay 309.000.000 de olivos y 2.400.00 ha cultivadas de olivar.

En los últimos meses parece que la población, los medios de comunicación y las autoridades, van tomando alguna conciencia del problema del agua en España aunque no se aportan soluciones para evitar la sequía que impera. Así, en Andalucía y al día de hoy, los embalses de toda la Comunidad están al 36,2% de su capacidad de agua e imaginemos entonces el caudal actual de los 657 km de ríos andaluces. Con esos datos ya son varias las localidades donde ya se han establecidos restricciones al consumo de agua humano y en la utilización de los ríos. De otra parte el Ministerio de Agricultura y Alimentación, Pesca y Medio Ambiente sigue sin conocer con certeza el número de pozos ilegales existentes en España, pero todo parece indicar que hace tiempo superaron la cifra de 1.000.000.

Cuando me desplazo por Andalucía y presto atención a los olivos y a los olivares, me asombro que cada vez son más y más los que disponen de una tupida telaraña de mangueras de goma negra que riegan a placer cada olivo a pesar de que la fortaleza de este árbol reside en que sea de secano. Pero nos siguen diciendo de forma machacona aunque sea falso, que la producción, el consumo y los beneficios son intocables. Así, no es de extrañar que seamos el mayor productor mundial de oro verde y que el AOVE haya adquirido unos niveles de calidad extraordinarios.

La sequía, el testarudo cambio climático y el despiporre de la política sobre el agua, más bien pronto que tarde nos pasará la cuenta, ya ha comenzado a pasarla y cuando definitivamente no tenga remedio, vendrán las lamentaciones.

 

Olivares por los cerros de Úbeda – Fotografía de Pedro Pablo Miralles

Pedro Pablo Miralles

Pedro Pablo Miralles Ha publicado 167 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *