El niñohombre – por FERNANDO RUIZ GRIJALBA

Érase una vez un niño llamado Luis, que creía ser un hombre. Un día que estaba sentado junto a la entrada de su casa, pasó una bella doncella. Al verle le dijo:

─¿Quieres venir conmigo?
─¿Adónde?─ respondió Luis.
─No lo sé, pero si lo haces, no te arrepentirás─ añadió la doncella.

Entonces el “niñohombre”, pegando un respingo se puso de pie, y le contestó:

─Donde vayas tú, voy yo.

Empezaron a andar y, mientras lo hacían, cantaban una y otra canción sin parar. En esto estaban cuando llegaron a un río ancho y caudaloso, muy difícil de cruzar.

─Qué pena─ decía una y otra vez Luis. Entonces, la doncella, le agarró de la mano, y tiró de ella llevándole hacia el borde del río.
─¿Qué es lo que está en la otra orilla, por lo que tanto deseas cruzarlo?─ preguntó el “niñohombre”.
─Un cofrecito que, si se abre, deja salir una voz atrapada en él, que unos lo llaman amor y otros felicidad ─ respondió la doncella; para añadir:
─Cógeme fuerte la mano, confío en ti, y juntos atravesaremos este río de miedos que se interpone entre nosotros y el cofrecito.

Así lo hizo el hombre, que ya no niño y, agarrándola con fuerza entraron en la corriente.

Las dudas y el miedo les golpeaban, pero lejos de estremecerles, les unía más, y se sentían cada vez más seguros. Al fin llegaron a la otra orilla, y fueron corriendo a recoger el ansiado cofre. Pero al llegar, lo encontraron abierto.

 

Fernando Ruiz Grijalba

Fernando Ruiz Grijalba Ha publicado 38 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *