El medio primo – por FRANCISCO NAVARRO

Tengo un medio primo que es escritor, o eso dice; le
gusta Gabriel Miró y entiende de todo. De versos libres,
de la poda del rosal, de la oración del mal de ojo, del
terremoto de Managua —de la marimba de chavalos de la
Tirsa/ este tal Quincho se las gana a los demás/ con sus
diez años no cumplidos todavía/ es hombre serio, como
pocos en su edad—. También es perito en radiestesia y
rabdomancia; capa cerdos y mira de asiento. Admira la
épica deportiva y su ortografía es tan autodidacta y
voluble como todo él. Los adverbios lo llevan por la calle
de la amargura; cree a pies juntillas en la corrección
automática de los tratamientos de texto, como otros
creen en el higienismo y las lavativas. Es su perdición.
Del alicantino le gustaba «El Obispo Leproso», o eso
dice, incluso afirma que la cuidad de Olza es realmente
Orihuela (su pueblo y el mío) con argumentos muy bien
razonados. La pasión por don Gabriel le viene a raíz de
que en su casa tuvieron unas «Obras Completas»
editadas por los «Amigos de Gabriel Miró» en 1931.
También poseían la Enciclopedia Espasa en la impresión
del mismo año, tenía 70 volúmenes en 72 tomos, ya que
los volúmenes 18 y 28 ocupaban dos libros cada uno
llamados primera parte y segunda parte. La citada obra
venía con una estantería ad-hoc en madera de palosanto
negro con columnas dóricas en la balda superior. Las
obras del señor Miró y el diccionario, mueble incluido,
salieron zumbado en el carro de «Juaninas» (compro
hierro viejo, lana vieja de colchón, antigüedades…)
cuando se acabaron los posibles, sólo les quedó la
suscripción al “Ya”.

LIBROS GASOLINERO

Francisco Navarro

Francisco Navarro Ha publicado 98 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *