El lago español – por LOLA SÁNCHEZ LÁZARO

La siembra se complicó,
la cosecha distaba mucho
de lo que prometían aquellas lejanas tierras;
promesas fútiles cargadas de vacío .

Y sin embargo, velaría por ellas
como por cualquiera de los otros hijos que engendró.

Las naos, orgullosas,
surcaban las aguas tenebrosas,
sus vientres hinchados de seda y plata,
de ánimas y cuerpos valientes y atrevidos,
amalgama de esperanza y decepción.
Miedos y fatigas navegaban
envueltos en galernas,
con la sombra del naufragio acechando en sus mentes,
con su amada patria en el corazón.

El galeón de Manila rompía las aguas
del “lago español”, ida y vuelta en su afán
por engrandecer el alma de la madre,
a tantas leguas de distancia
y tan cercana en el corazón.

Rey de la leyenda negra,
Rey prudente,
Rey propietario de ese imperio
donde nunca se ponía el sol,
forjado con ilusiones, tesón y valentía,
hermanado por un mosaico de razas
bajo la sombra de aquella España grande,
aquella grandeza de España.

claustro1

Lola Sánchez Lázaro

Lola Sánchez Lázaro Ha publicado 85 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.