El eterno contemporáneo – por RUBÉN LOZA AGUERREBERE

“Todavía estamos aprendiendo a ser los contemporáneos de Joyce”.

Con estas palabras definió Richard Ellman, en su monumental biografía, al autor de “Ulises”. Esta afirmación ya estaba en el libro cuando se publicó dieciocho años después de la muerte de Joyce (el 13 de enero de 1941) y luego en la segunda edición, 41 años después. Mucho más cercanamente, en nuestro días, el italiano Federico Sabatini, en “Sobre la escritura. James Joyce”, recuerda que el crítico Attridge había señalado que “Joyce nos sigue pareciendo un contemporáneo que no hemos logrado asimilar del todo”.

La literatura de James Joyce (nacido en Dublín en 1882 y fallecido en Zurich en 1941) está profundamente enraizada en la experiencia humana. Y afirmaba que lo que el escritor debe “recrear la vida a partir de la vida” y, por lo tanto, decía, el arte no es “un modo de huir de la vida”, sino que “surge” de la vida misma. Para Joyce el arte no tiene que imitar la vida sino recrearla.

Hablando de su experiencia creativa, Joyce sostenía que todo escritor moderno es un “aventurero” dispuesto a “correr cualquier riesgo” con su trabajo literario. Y, por ello, agregaba que lo un escritor escribe importa menos que la forma como lo escribe, porque la forma y el contenido son inseparables.

Decía Joyce que la necesidad de ser artista es innata; no se puede crear. Y el autor de “El artista adolescente” sostenía que un escritor no debía interesarse en los grandes acontecimientos, sino por el contrario, debía encontrar las cualidades singulares de las cosas más vulgares. Porque, agregaba, la misión de todo escritor es esencialmente describir la vida de su tiempo.

James Joyce, eterno contemporáneo, sigue siendo un alimento permanente para la inteligencia.

 

James Joyce

 

Rubén Loza Aguerrebere es un escritor, periodista y crítico literario uruguayo. Su extensa actividad en el diario El País de Montevideo comenzó en 1976, escribiendo como columnista de libros y opinión. Ha sido colaborador del suplemento literario de los diarios madrileños ABC y Estrella Digital, de las revistas españolas Hermes, Época y Turia, de las argentinas Proa (fundada por Jorge Luis Borges), Letras de Buenos Aires, Perfil y La Gaceta de Tucumán. Sus libros de cuentos han sido publicados en Montevideo, Buenos Aires, Madrid y Bilbao. Sus relatos figuran en numerosas antologías Iberoamericanas y, traducidos al inglés, en antologías estadounidenses. Sus novelas, publicadas en Uruguay, Argentina y España, han merecido elogiosos juicios de Mario Vargas Llosa  Antonio SkármetaClaudio Magris y Raúl Guerra Garrido.

 

Rubén Loza Aguerrebere

Rubén Loza Aguerrebere Ha publicado 31 entradas.

One comment

  1. Lo siento mi querido Rubén Loza, pero discrepo en algunos aspectos de tu bonito texto sobre Joyce, de la forma que a continuación brevemente expongo:
    El gran Joyce fue un genio de la literatura, especialmente después de muerto pues así suele tratar de mal el mercado a los escritores en general. De todas formas, el problema de la obra de Joyce es que no ha podido mantener esa actualidad que conservan otros grandes autores de todas las épocas. Y, además, ¿Cómo pudo escribir “Ulises” sin que se le cayeran los folios de la escritura al suelo de forma plomiza? Pero no te confundas querido Rubén Loza, en la pared de mi casa tengo una hermosa y magnífica fotografía ovalada de Joyce y no precisamente como penitencia sino como recuerdo de un escritor al que aprecio enormemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *