El don del poeta – por JOSÉ L. RECIO

De poco sirven vuestros versos,
Poetas, si a usar no acertáis
La criba que separa el palabrerío
De la palabra-esencial,
Si primero no desnudáis
Lo feo de su hosco ropaje
Y lo bello de su falso adorno,
Si antes, poetas, no ahondáis
En el pozo natural de las cosas,
En lo que se ve, se toca, se piensa,
Si en ellos no impregnáis,
Poetas, el misterioso don
Que precede al poema.
Bien sabéis, poetas, que ese don,
Por el que a la postre pugnáis,
No tiene forma ni tiene masa,
No se compra ni se encuentra,
Que solo es si el poeta es.

José L. Recio

José L. Recio Ha publicado 40 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *