“El campeón ha vuelto” J.R. Moehringer – por MARÍA JOSÉ BARROSO #libro

“Todo hombre es un misterio. ¿Cuándo desvelar el misterio de otro hombre y cuándo respetarlo?”

La pregunta que se plantea en la portada de la obra de J.R. Moehringer define bien la intención del periodista al escribir esta historia: desentrañar un misterio, sacar a la luz una verdad oculta, “revelar las razones de quien desaparece y disuelve su identidad”, dejando atrás fama y familia. Se trata de una de las obsesiones que ha perseguido hasta ahora en su exitosa trayectoria Moehringer, ganador del premio Pulitzer, que profundiza en otras vidas con el afán de un buscador de tesoros que se enriquece al curar heridas con porqués y conjurar sus propios fantasmas.

“El campeón ha vuelto” es un reportaje que fue publicado en 1997, cuando Moehringer trabajaba en Los Angeles Times. Desencantado por la rapidez y superficialidad del periodismo, se propone abordar la verdadera historia de Bob Satterfield, un famoso boxeador de los años 50, que viviría su vejez en la calle como un mendigo. Y emulando al capitán Ahab, el periodista se lanza tras su Moby Dick particular hasta localizar e intimar con un hombre que dice llamarse “el Campeón” y ser el mismísimo Satterfield. Pero confirmar su identidad resultará todo un reto para Moehringer que llega a enlazar las sensaciones que descubre en “el Campeón” con las suyas propias.

Ese hombre le ofrece “un regreso a la felicidad perfecta del periodismo”: poder desentrañar la personalidad de un hombre que se le presenta como “puro de corazón”, noble e inocente, a pesar de brutalidad de lo que había sido su profesión, con el sentido arcaico del boxeo.

“A veces golpear a un hombre es la respuesta más satisfactoria al hecho de ser hombre… A partir de la brutalidad, la claridad… La parte más básica del cerebro se apacigua…”

La fascinación de Moehringer por el boxeo es absoluta. De hecho, confiesa en el prólogo de esta edición que concibe la vida como “una pelea sangrienta”. Todos estamos librando una pelea cada día contra alguien o contra algo: un mal trabajo, un jefe cruel, una enfermedad, un dolor, una duda…

“Sea cual sea el caso… has planificado el día alrededor de esa pelea. Esa pelea te define, te da forma, tal como debe ser y seguirá siéndolo hasta que se declare un vencedor, y entonces empieza la siguiente pelea, y la siguiente, hasta que llegues a la última pelea de tu vida, que perderás…”

Moehringer ignora la antigua (y casi abandonada) máxima del periodismo que advertía que un periodista no puede ser protagonista de la información. Defiende lo que le importa a nivel personal como el hecho esencial del que surge la escritura. Y de este modo, sus propios valores están muy presentes en la historia de “el Campeón”:

“Padres e hijos. Ganadores y perdedores. Realidad y ficción. Masculinidad, valor, cuestiones de identidad…”

“Siempre que me sentía inseguro, desanimado, asustado, regresaba a aquel hecho esencial del que toda escritura debía surgir siempre: A mí me importa.”

La primera noticia que tuvimos sobre Moehringer en nuestro país fue gracias al éxito de la magistral autobiografía del tenista André Agassi “Open”, que arrasó entre la crítica y cubrió al periodista de halagos y parabienes. Y gracias a ese éxito, pudimos ver publicado en España su propio relato vital: “El bar de las grandes esperanzas” y después “El campeón ha vuelto”. Confiemos en que Moehringer tenga aún muchos más misterios que desvelar…

“Alcanzar la madurez implica cuándo desvelar el misterio de otro hombre y cuándo respetarlo.”

elcampeon

María José Barroso

María José Barroso Ha publicado 60 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *