El arce – por ENRIQUE MARTÍNEZ RUIZ

Lo veo a través de la ventana,
meciéndose al viento.
Se alza majestuoso, fuerte.
De un verde estival,
vivo e intenso.
Capeando el aire y la lluvia,
rojas sus hojas en otoño,
que los primeros fríos
vuelven amarillas y pardas,
para desprenderse,
poco a poco,
mecidas por una mano invisible,
que las deposita en el suelo,
con suavidad, sin ruido,
y allí quedan hasta la llegada
del sudario invernal de la nieve.
Sus cambios son un reloj,
sin tic tac ni péndulo,
infalible e implacable.
Pero yo siento como marca las horas
y veo sus cambios,
parejos a mi ánimo.

 

Las dos Castillas

Las dos Castillas Ha publicado 2905 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *