Dulces recuerdos – por FERNANDO RUIZ GRIJALBA

Infectado estaba de sueños de primavera,
o al menos eso creía,
Cuando de mí se adueñó la nostalgia del otoño.
Al principio, fue dulce melancolía,
pero pronto cambió a soledad y tristeza.
Aunque grité con fuerza a los cuatro vientos,
nadie me dio respuesta.
Ya con la voz rota, te vi aparecer a lo lejos,
eras como un maniquí de puro amor, trajeado de belleza.
Los marrones ya eran verdes, y los rojizos, violeta,
El aire, mucho más fresco, y la luz parecía más clara.
Paisajes igual de bonitos, pero ahora llenos de flores y miel.
Primero acercaste tu corazón, y luego acogiste mi cuerpo.
Me hiciste soñar con rojos atardeceres, y amar a fondo perdido,
hasta que embebido de amor quedé.
Así fue como entraste en mi vida.
Hoy solo son dulces recuerdos.

 

Jardines de Keukenhof

Fernando Ruiz Grijalba

Fernando Ruiz Grijalba Ha publicado 29 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *