Desesperanza – por LOLA SÁNCHEZ LÁZARO

Se encogió como si fuera un ovillo al observar el gesto del médico; la inquietud inicial por saber el sexo del bebé tornó en súbita preocupación. Acosó con la mirada al ecógrafo, fijó su vista en él, como si pudiera traspasar la pantalla y corregir cualquier defecto por pequeño que fuera. Después posó los ojos en los de su marido que, evitándola,  se mordisqueaba las uñas con saña.

Las palabras del médico cayeron como una tormenta de granizo; su corazón se anegó, su alma sucumbió ante aquella bata blanca de semblante oscuro. Tanto tiempo esperando la noticia de su  maternidad, tanto tiempo añorándolo, tanto tiempo creyendo  que no sucedería,…Y ahora, cuando lo tenía al alcance de la mano, un manojo de palabras lanzadas sin piedad, anunciaban el fatal desenlace; se desvanecía la esperanza anidada durante tantos días, durante tantas noches. La ilusión vivida se desangró a medio camino, lejos aún de la meta.

Y guardó sus besos prometidos.

Y  escondió sus nanas en el trastero del olvido.

Y  sus arrumacos se convirtieron en gruesas lágrimas vertidas a escondidas.

mano bebe tcach
Foto de ELISA TCACH

Lola Sánchez Lázaro

Lola Sánchez Lázaro Ha publicado 85 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.