Del invierno – por MARÍA JOSÉ BARROSO

Del invierno no se sale sin frío. Hay una primavera por delante y un verano prometido, pero la sensación de ser enero brota inesperadamente y la arrastramos de febrero a marzo, estación tras estación, inevitablemente. Una mota de escarcha quedará tal vez en el bolsillo del abrigo que guardaremos con una bolsa y una bola de alcanfor; un aliento gélido saldrá a veces de la puerta que te abrieron para echarte después por la ventana; un golpe de lluvia helada te empapará cuando sientas falsa esa calurosa declaración de principios, y la niebla te cubrirá bajo el sol de agosto cuando reconozcas la hipocresía en el rostro del que un día confiaste.

No se regresa igual del frío y la penuria; nadie es el mismo tras los días perdidos pidiendo calor y abrigo. Se sale indefectiblemente a ratos, por narices, a gatas, erguidos o doloridos, sin fe o con voluntad, a veces, algunos más, otros menos. Pero quién no siente una esquirla de hielo clavada en el pecho cuando ve a una familia en la calle, desahuciada, aunque sepa que después tendrá otro techo. Quién no la siente cuando se enfrenta a un mísero trabajo por horas después de meses, años, siendo un número, incapaz de llegar a fin de mes.

Caerán promesas, como copos de nieve, este año y dejarán helada a esa mujer que soporta los bofetones porque se atrevió a decir No. Lloverán palabras mojadas para los que esperan sanarse en un pasillo de hospital, para los que cuentan las horas hasta que su hijo regrese de otro país, para los que envejecen sin esperanza y los que crecen sin la educación merecida. Cada uno buscará el sol que más alumbre. Es inevitable.

Saldremos, porque del invierno se aprende que llevamos dentro una primavera invencible, como decía Albert Camus. Derretiremos el hielo, antes o después, con esfuerzo, a risas, criticándolo, compartiendo un café, porque somos así, de sol y calor, los españoles más que nadie, pero con un relámpago de orgullo, una capa de gruesa lana ante traiciones y mentiras, y un soplo de viento frío bien guardado para recordar que del invierno siempre se sale. Y no queremos volver.

INVIERNO2

María José Barroso

María José Barroso Ha publicado 70 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *