De disfraces

Hay muchísimos tipos de disfraces. Uno de ellos es de categoría muy poco amable. Consiste en poner el despecho como estandarte y tener el desprecio por bandera. Blandir ambos. Mostrarlos con orgullo. Sobrevivir a base de viejas glorias. Es un perfil que veo más a menudo de lo que me gustaría y confieso que me sorprende mucho el éxito de algunos de los de esa especie.

Alzados por las masas y vitoreados por los que gustan de ver sangre, nuestros orgullosos personajes caminan erguidos. Íntimamente convencidos del próximo éxito. Barruntando el siguiente golpe de efecto. Dotándole de morbosidad. Buscando el clamor popular.  Así hasta… el batacazo.

www.nueveamatistas.es

Las dos Castillas

Las dos Castillas Ha publicado 2651 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *