De cuando conocí el mar – por PEDRO PABLO MIRALLES

Era yo un niño con apenas cinco años, recuerdo que todo lo que me rodeaba era inmenso, la luz, el azul del cielo y el azul verdoso del océano Atlántico, las olas con su llamativa espuma me sobrepasaban con mucho en altura y en sus crestas flotaba, el agua estaba fría y era salada, apenas me sujetaba en la fina y gran extensión de arena color ocre suave de la playa, según me previnieron siempre había algo de resaca y era muy peligroso porque me podía llevar donde no daba pie y de ahí hacia el horizonte sin posibilidad de volver, había gente a mi alrededor pero no me fijaba en ella y la veía muy pequeñita, el sonido del Atlántico todo lo abarcaba. Estuve en esa situación apabullante unos pocos minutos y decidí volver con la familia donde había dejado mi toalla, estaba impresionado como nunca y tenía miedo del Atlántico aunque por lo visto ese día estaba calmado. Como experiencia no estuvo mal y recuerdo todo como si fuera hoy, aunque me habían dicho que a los pocos meses de nacer me llevaron al Cantábrico y entonces fue la primera vez en mi vida que vi el mar aunque no lo recuerde, en esta segunda ocasión lo conocí de verdad, era el Atlántico gallego.

 

Óleo de Francisco Llorens. Fotografía tomada de Ars Magazine

Pedro Pablo Miralles

Pedro Pablo Miralles Ha publicado 201 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.