De cháchara con Rosendo – por PEDRO PABLO MIRALLES

Eran las once y cuarto de la mañana y, como todos los días, Rosendo, persona apacible de setenta y ocho tacos que ya no tenía y buena salud, se dirigió al parquecillo próximo a su casa. Se sentó en un banco a la sombra de una acacia y mientras observaba los paseantes y algunos niños que no muy lejos gritaban, reían y saltaban, hubo un momento en el que, sin darse cuenta, quedó plácidamente dormido. Al rato se sentó a su lado un hombre sencillo que comenzó a darle cháchara durante un buen rato aunque no recibía respuesta alguna de su interlocutor durmiente.

De vuelta a casa paró un momento en el quiosco para comprar un diario, fue a sacar la cartera y se percató que no la llevaba encima. El quiosquero de toda la vida le dijo que no pasaba nada, ya se lo pagaría otro día. Nada más llegar al domicilio buscó la cartera sin éxito, volvió al banco del parque donde había descansado y la encontró a pocos metros, en el suelo, bien a la vista. La abrió y pudo comprobar que todo estaba en orden menos los dos billetes de cinco euros que habían desaparecido.

En ese instante, se dirigió a él un hombre de mediana edad, delgado, más bien bajo de estatura y le dijo, señor, no es que sea usted muy conversador, pero dormir duerme que da gusto verle. Está claro que la cartera era suya, me la encontré en el suelo y he puesto a buen recaudo los dos billetes de cinco euros que llevaba dentro, aquí los tiene, si dejo el dinero dentro cualquier desaprensivo podría habérselos llevado, en su ausencia dos personas has husmeado su querida cartera pero el dinerito lo tenía ya en el bolsillo. Muy amable señor, sabía yo que hoy en día la necesidad es grande, pero le aseguro que no me hubiera importado perder esa fortuna que usted ha guardado con tanto esmero y en este momento me entrega, ahora bien, si pierdo los documentos y papelillos que lleva dentro la cartera, el trastorno hubiera sido enorme. Muchas gracias, Rosendo para servirle.

 

Pedro Pablo Miralles

Pedro Pablo Miralles Ha publicado 129 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *