De afanes humanos – por JUAN ANTONIO LÓPEZ DELGADO



Me asaltan, desde hace varios días, sin saber por qué, inexplicables miedos sobre mi fin próximo… o quizá sea más bien por la inestabilidad y fugitividad de todo lo que aquí abajo alienta.

  ¿Pensará la gente en la muerte? ¿que todo cuanto aquí amasemos no sirve sino de impedimento? Veo a los humanos preocupados en sobresalir, por la fama, en destacar sea como sea. El salir en la foto les hace felices, y caminan sin presagios ni vagos pesares siquiera.

Noto en mí una claridad absoluta sobre lo que somos , es decir, nada. Caminamos sobre una agua incierta que nos ha de engullir; sobre una tierra que en cualquier momento puede abrirse a nuestros pies.
Me acuerdo mucho de aquellas palabras del oblato trapense Rafael en carta a su hermano Leopoldo:


Queridísimo Leopoldo, queramos o no, efectivamente, peregrinos somos… ¿por qué hacer aquí asiento? Miremos esa tierra en la que los hombres necios ponen sus esperanzas, tienen sus guerras y esconden avaros sus tesoros corruptibles y miserables…


¡Qué suerte, hermano, el que de veras se considera extranjero en el mundo, y sólo sueña con Dios y con su verdadera Patria!
¡Y pensar que ayer un torero casi lloraba de indignación y de tristeza por no haber conseguido la segunda oreja!

 

El hermano Rafael

Juan Antonio López Delgado

Juan Antonio López Delgado Ha publicado 21 entradas.

Murcia, 1950. Profesor de Enseñanza Secundaria. Doctor en Filología Románica. Académico Correspondiente de la Real Academia de la Historia (Madrid). Especialista en temas literarios e histórico-artísticos de los siglos XVIII y XIX.

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.