Conversación en el banco del “Parque de las placas” – por PEDRO PABLO MIRALLES

Manuel Salvatierra y su mujer Juana Maldonado, con sus respectivos ochenta y cinco años cumplidos, salían casi todos los días a pasear al parque y se sentaban un buen rato en el mismo banco hecho con baldas de madera de pino un tanto descuidada y estructura de hierro forjado. Desde allí saludaban a otros vecinos y paseantes, hablaban de sus cosas y divisaban a lo lejos la cadena de cerros con sus arboledas. Apenas habían salido del pueblo, solamente a la capital de tiempo en tiempo, para visitar a las dos hermanas de Juana y de paso hacer algún trámite administrativo pendiente.

En los últimos treinta años el parque había padecido cinco pequeñas reformas que le iban restando la gracia y sobriedad que siempre tuvo. Eso sí, en cada remodelación se pegaba con cemento en una columna de ladrillo con estos de bisagras de lo que fue puerta de entrada, una placa metálica en la que se dejaba constancia del nombre del alcalde en ese momento y la fecha de la reforma. El parque nunca tuvo nombre, era simplemente el parque del pueblo de toda la vida, pero con tanto recordatorio de las sucesivas remodelaciones, pasó a ser bautizado por todos los vecinos como “El parque de las placas”.

Cuidado que Manuel y Juana habían vivido de verdad, con mucha escasez y grandes dificultades, pero con la inmensa felicidad que da la sencillez. Raro era el día que en sus conversaciones en el banco del “parque de las placas”, no saliera a relucir una gran espina que no habían logrado quitarse y era eso de que a pesar de su edad nunca hubieran tenido la oportunidad de conocer el mar, con lo bonito que tenía que ser. No descartaban la posibilidad de conocerlo algún día, para lo cual había que ahorrar un poquito más y seguro que contarían con la eficaz ayuda de las hermanas de Juana.

 

Pedro Pablo Miralles

Pedro Pablo Miralles Ha publicado 183 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *