Contemplación – por ENRIQUE MARTÍNEZ RUIZ

Apareciste, altiva,
con el gris
de la tarde que muere
y la noche que llega.
Hace tanto ya.
Desde entonces te veo pasar
o nos cruzamos,
siempre distante,
siempre lejana.
A veces con la mirada perdida
hacia un lejano horizonte
que solo tú ves.
Otras, mirando el suelo,
absorta en no se qué pensamientos.
También, airosa y ligera,
como el turquesa
del atardecer en el mar
o el rosa del crepúsculo.
Ni el frío ni la lluvia
detienen tu caminar,
con esos pasos firmes y rítmicos,
que oigo como un eco de esperanza.
Y mientras te alejas, me pregunto:
¿Después de tanto tiempo
como testigo constante y silencioso,
no me merezco una sonrisa…
ni siquiera una mirada?

 

mujer-paseando

Las dos Castillas

Las dos Castillas Ha publicado 2910 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *