Confesión familiar: la felicidad no es un milagro – por PEDRO PABLO MIRALLES

Nací en una familia numerosa, muy numerosa, diez hermanos, dieciocho tíos y fuimos cerca de cincuenta primos. En cuanto a la descendencia de unos y otros he perdido la cuenta y no logro nunca actualizarla salvo la de mis hijos y nietas, pero en la actualidad somos varias decenas. No me he habituado a la muerte de familiares desde que era pequeñito, a pesar de todo seguimos siendo una familia muy numerosa y raro es el año en que no haya un nuevo nacimiento.

Hemos vivido una gran variedad de problemas y situaciones difíciles. Cuando con amigos y conocidos sale este tema, siempre suelo plantear esta cuestión y no precisamente como alarde de nada ni como mérito: decirme un problema y raro será que no lo haya vivido de una forma u otra en mi familia y, claro, todo siempre admite mejoras.

Así las cosas y a pesar de todo, confieso que la felicidad alcanzada es muy superior a la que nunca hubiera podido imaginar y, quien afirme que nunca ha tenido problemas dignos de mención en su familia a lo largo de la vida, más que familia debe ser un milagro y precisamente no creo en ellos.

 

Pedro Pablo Miralles

Pedro Pablo Miralles Ha publicado 141 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *