Compartiendo dilemas con Mr. Davies

Hay canciones que nos dicen cosas, nos animan o entristecen, pero que también recrean sobre sus acordes ideas y problemas comunes a todo el mundo. Una de esas piezas que siempre me ha “hablado” es A Rock and Roll Fantasy que aparece en un disco otoñal del grupo británico The Kinks titulado The Misfits (1978). Durante los casi cinco minutos de duración, Ray Davies, compositor, cantante y guitarrista, discute con el resto de la banda si tiene sentido que continúen tocando juntos en un escenario musical que ya no es el suyo, es decir, el de los dorados años sesenta, y en el cual no son más que una reliquia del pasado.

Mi dilema actual, si bien no tiene el componente anacrónico que tiene el de Ray, comparte similitudes: ¿debo seguir escribiendo en blogs? ¿Tiene sentido dedicar tanto tiempo a escribir sobre temas que no le interesan a nadie?

En este mundo 2.0, todo el que comienza en esto, no nos engañemos, sueña con ser una referencia citada por todos los demás, pues como dice otra canción de los Kinks, “everybody is a dreamer and everybody is a star”. Pero la realidad es que el mundo digital está sobresaturado de información y que todo el mundo cuenta las mismas cosas. Realmente sólo unos pocos destacan por su capacidad profética o por lo brillante de su prosa.

Y muy pocos llegan a pastorear a multitudes de navegantes con sus blogs y a cosechar miles de visitas. La mayoría nos conformamos con resultados por debajo de lo modesto.

Pero volviendo a la canción, Ray Davies reconoce que, a pesar de estar desfasados, todavía tienen un público fiel a finales de los setenta, gente para la que la música de los Kinks lo es todo. ¿Merece la pena seguir adelante por ellos, aunque sean pocos?

Está otro tema a favor también, además del de la audiencia de cuatro amigos, y es que lo que haces te motiva y te divierte. Eso ya justifica el esfuerzo, aunque la recompensa “mediática” sea raquítica.

Dice Ray Davies al fin al de la canción: Dont’ want to spend my life, living in a rock ‘n’ roll fantasy, Don’t want to spend my life living on the edge of reality.

unnamedYo tampoco quiero vivir en una fantasía 2.0. Al final te crees que sabes mucho de los temas que escribes cuando en el fondo no tienes ni idea: la cultura del Do It Yourself también tiene sus limitaciones, qué duda cabe. En el caso concreto de los escritos de música antigua, no son pocas las críticas y correcciones que recibo de los expertos, en algunos casos con bastante virulencia. En ocasiones me falta poco para mandar a la porra vihuelas, violas, laúdes y bandurrias…

A menudo te da la pájara y te apetece dejar de escribir del todo y cerrar todos los canales. A veces te preguntas si realmente lo que escribes tiene alguna proposición de valor para alguien, que es lo que puede justificar este tipo de acto de comunicación.

¿Cómo resolvió el dilema Ray Davies? Al final siguió con los Kinks y tuvieron un megahit a principios de los ochenta con Come dancing, aunque la mayoría de los discos que sacaron en esos años fueron muy mediocres. Ray Davies lanzó su primer disco oficial en solitario en 2006, es decir, casi treinta años después de cuando manifestó su intención de iniciar una carrera en solitario, es decir, en la canción A Rock and Roll Fantasy. Manda huevos. ¿Y yo? Quién sabe…

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 792 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *