CINE – “Carol”, por CRISTINA LÓPEZ-SCHÜMMER #crítica

Acabo de ver Carol en la pequeña pantalla de mi portátil y estoy en trance. Sólo siento, y lo siento enormemente, no haber ido a verla este invierno al cine porque creo que es una obra maestra y tendría que haberla visto en una pantalla grande. Es una película donde todo es elegancia y belleza, pero también profundidad e inteligencia, a la que no le sobra nada porque no le falta nada. Para quien se la haya perdido, como me pasó a mi, es una historia de amor entre dos mujeres ambientada en Nueva York en los años 50. Carol, igual que los cuadros de Edward Hopper, que me los ha estado recordando constantemente, transmite melancolía, contención, sensualidad, misterio, sufrimiento y belleza, belleza, belleza… Belleza en los planos lentos y cortos de la cámara, en la elección de los colores de cada escena, en el contoneo de unos pasos o en los gestos de unas manos enguantadas sobre un volante. Belleza en las miradas de pasión, complicidad y lágrimas reprimidas. Es una historia turbadora llena de vida, elegancia y sensibilidad; es intensa y sutil. Si la dirección de la película (de Haynes) te deja con la boca abierta y, cada plano, vibrando por el impacto como esas cuerdas de guitarra que tensas para prolongar su sonido, las interpretaciones de Cate Blanchett y de Rooney Mara son magistrales y enormes.Quiero más.

 

carol 2

Cristina López-Schümmer

Cristina López-Schümmer Ha publicado 37 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *