Camino de regreso – por MARIBEL MONTERO

Cuando el mar ruge bajo tus pies
y la leña seca se apila a la espera
te aferras a los barrotes de tu jaula.
El enjambre remoto se deshilacha
para perseguir la fruta todavía en su hueso.
Lo único que necesitas es que alguien
te sostenga cuando estás débil.
Te ronda una imagen al respecto
de delfines y de niños jugando. Imagen anterior al recio golpe
de la cerradura.
Hay un ventilador ruidoso soplando en la cara
y las nubes tras los cristales se desplazan impacientes
como un credo que se condensa en la intensidad de la súplica.
Volverás a las andadas, a los trinos,
distraída margarita en el cemento
con tus pies con puente y tu sonrisa entusiasta
tendrás de nuevo diez años, tiritas en la rodilla
y una calma reflexiva y un lápiz de siete colores
para ir dibujando un largo, largo camino de regreso.

 

Maribel Montero

Maribel Montero Ha publicado 27 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *