Caminamos por la vida

Caminamos por la vida con la escondida intención de hacer las cosas lo mejor posible. Escondida porque muchos de los que nos rodean llevan en su pensamiento la idea mal concebida de que cada cual va por su propio camino sin importarle demasiado, si acaso un poquito, no vaya a ser que me interese algo y me lo pierda, los pasos que cada cual da. Escondida también porque nosotros mismos pensamos que si bien no todo lo hacemos bien, seguro que habrá muy poco que hagamos mal, que si lo hay tengo mis razones, que además, son entendibles siempre, siempre y siempre. Puede que uno de los favores no ganados más grandes que al ser humano se nos ha otorgado sea que, al final del camino, ese que a veces ha sido el único que para cada uno ha existido, sea el de ser perdonados. Pero tan solo puede… No tengo duda de que no hay mayor favor que el de la posibilidad inherente de cada cual de poder obviar el rencor y ser capaz de perdonar desde el más sincero sentimiento y descansar y dar descanso a nuestro caminar, tan lleno de errores, ajenos y propios. Y es tan solo entonces, solo entonces, cuando podremos ser perdonados y mirar, hacia atrás, e irnos para siempre con la sensación, de haber sido alguien.

 

caminamos

J. Javier Checa

J. Javier Checa Ha publicado 74 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.