Borrascas – por LOLA SÁNCHEZ LÁZARO

Las borrascas que sepultaban
su vida, fueron
deshilachándose,
hasta que una mañana
sólo aparecieron
restos de la urdimbre.

Se marcharon
dejando tras de sí
un rastro de hilos rotos,
un vestido sin acabar
compuesto de parches
y remiendos.

De zurcidos a deshora.

Parecía que sus manos
eran ya incapaces
de enhebrar la aguja.

Parecía que su mundo
acababa en un dobladillo
mal cogido.

Pero el hilo, obstinado,
se paseaba entre las costuras
incitando con un leve contoneo.

Se levantó,
y despacio, temerosa,
comenzó de nuevo.

Las puntadas fluían
entre sus dedos.
La tela se deslizaba
formando una cascada
de colores,
guiñando un ojo
al futuro.

Marcó, cortó, hilvanó,
el retal cobraba vida,
la confección finalizaba.

Ella suspiró
se vistió, maquilló
su rostro y esquivando
el dolor, eligió unos tacones
con los que caminar de nuevo.

Un_d_a_cualquiera_iframe_src_httpinstagram.compsZiuy6rKKCembed_width_612_height_710_frameborder_0_scrolling_no_allowtransparency_trueiframe

Lola Sánchez Lázaro

Lola Sánchez Lázaro Ha publicado 80 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *