Bioy Casares, 20 años después – por RUBÉN LOZA AGUERREBERE

Se cumplen el 8 de marzo veinte años del adiós a todos de Adolfo Bioy Casares (Premio Cervantes de 1990), nacido en Buenos Aires en la unión de dos calles paralelas, como le gustaba decir, Montevideo y Uruguay. Alzó el vuelo a los 84 años.

Bioy descubrió temprano su amor por las letras, y escribió su primer libro a los nueve años, para atraer la atención de una prima suya, de la que se imaginaba enamorado. A esta obra infantil la siguieron varios libros juveniles.

Se casó en 1940 con la escritora Silvina Ocampo (hermana de Victoria, directora de la famosa revista “Sur”), apadrinados por su más cercano amigo, Borges. Y cambió el tenis y sus aspiraciones de ganar el “Roland Garros”, por la literatura. Y aquel año escribió “La invención de Morel”. Prologada por Borges, fue premiada en Argentina, tuvo inmediatas traducciones al francés y el italiano, y le dio rápida fama internacional.

Cabe recordar que, posteriormente, a cuatro manos, redactó con su esposa Silvina Ocampo, la novela policial “Los que aman, odian”. Y también lo hizo con Borges, escribiendo juntos los cuentos publicados con el seudónimo de H. Bustos Domecq, titulados “Seis problemas para Isidro Parodi”.

Bioy Casares, quien no participaba de la llamada “vida literaria”, fue un hombre de mundo. Desdeñó siempre sus primeros libros suyos, y se opuso a reeditarlos. Tuve en mis manos, en casa del profesor Donald Yates, en California, un ejemplar del volumen titulado “Diecisiete disparos contra lo porvenir”, que Bioy había firmado con el seudónimo de Martín Sacastrú. Tras leer unas cuantas páginas, pensé que Bioy había hecho bien en no reeditarlos. Donald Yates fue el primer traductor de Borges.

Bioy Casares comentaba que no sabía por qué se le ocurrían tantos cuentos de temas fantásticos. Y nos ha dejado vivas en sus libros las emociones de sus tan variados personajes, ajenos al tiempo. Así lo confirma su vasta obra, que tiene poderosa influencia en las letras modernas.

 

Bioy Casares junto a Borges, su eterno amigo

Rubén Loza Aguerrebere

Rubén Loza Aguerrebere Ha publicado 53 entradas.

Escritor, periodista y crítico literario uruguayo. Su extensa actividad en el diario El País de Montevideo comenzó en 1976. Ha sido colaborador del suplemento literario de los diarios madrileños ABC y Estrella Digital, de las revistas españolas Hermes, Época y Turia, de las argentinas Proa (fundada por Jorge Luis Borges), Letras de Buenos Aires, Perfil y La Gaceta de Tucumán. Sus libros de cuentos han sido publicados en Montevideo, Buenos Aires, Madrid y Bilbao. Sus relatos figuran en numerosas antologías Iberoamericanas y, traducidos al inglés, en antologías estadounidenses. Sus novelas, publicadas en Uruguay, Argentina y España, han merecido elogiosos juicios de Mario Vargas Llosa Antonio Skármeta, Claudio Magris y Raúl Guerra Garrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.