Corsarios – por P. RUBIO

Se sentía a resguardo dentro de su coche. Adivinaba siluetas, bultos coronados por paraguas, deformes por las gotas estrelladas contra el parabrisas que, regueros después, morían de pronto segadas por los limpias. Las luces verdes, rojas, blancas, amarillas, se nimbaban a través de los cristales empañados, adquiriendo un resplandor hiriente. El humo, se hacía presente…

Por detrás de la risa – por P. RUBIO

“Tengo la certeza de que una relación se está muriendo cuando a mi pareja le empieza a molestar mi risa”. La mirada de Marta volaba sin encontrar nada interesante en que posarse. Bonita tarde, bonita terraza en aquel acantilado, bonita costa. Odiosamente familiares las palabras “¿No podrías reirte un poco más bajito?, ¡qué escandalosa eres!”….