La amatista

Un buen día, no por casualidad… aprendí que las piedras semi-preciosas, los cristales y sus colores tenían propiedades, servían para sanar, para enraizar, para aprender, para muchas cosas. He llevado conmigo desde entonces varios cristales (durante largas temporadas) y he podido comprobar que actúan y sirven para fines determinados. Para abrir esta sección, el cristal…